El presidente de la Asociación Manuel Azaña, Isabelo Herreros, comenta el libro de discursos del jefe de Gobierno y presidente de la República

 

Isabelo Herreros, presidente de la Asociación Manuel Azaña, se reunió el viernes 13 de septiembre de 2019 con miembros de la Casa de la Memoria La Sauceda, en Jimena de la Frontera. En la biblioteca, resumió los aspectos más destacados del libro Azaña imprescindible. Sus grandes discursos, con selección de textos, prólogo y notas del propio Isabelo Herreros. Para engrosar los fondos de esta biblioteca, Isabelo Herreros donó varias de sus obras: Libro de la cocina de la República (Reino de Cordelia 2011), El Ateneo intervenido, 1939-1946 (Ateneo de Madrid, 2008) y El cocinero de Azaña. Ocio y gastronomía en la República (Oberon, 2006), además de Historia de mi vida, de Alfredo Cabanillas. Asimismo, Isabelo Herreros aportó documentación inédita para el archivo de la Casa de la Memoria.

Compartir en:

Encuentro con bibliotecarios: la Casa de la Memoria con la responsable de la biblioteca de Koldo Mitxelena Kulturunea, en San Sebastián (y II)

Sala del fondo de reserva de la biblioteca de Koldo Mitxelena.

Sala del fondo de reserva de la biblioteca de Koldo Mitxelena.

 

El proyecto Una biblioteca para la memoria, que desarrolla la Casa de la Memoria La Sauceda con el patrocinio del Ministerio de Cultura, dentro del Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020, preveía la implicación de bibliotecas de otras tres comunidades autónomas. Por este motivo, representantes de la Casa de la Memoria participaron en un encuentro personal con bibliotecarios de las siguientes bibliotecas:

En estos encuentros, celebrados los días 5 y 6 de abril de 2019, se abordó, entre otros asuntos, la problemática sobre la clasificación y catalogación de los libros considerados dentro de la temática de “memoria histórica”. Las aportaciones de estos bibliotecarios y las implicaciones derivadas de sus valoraciones han servido para orientar la política de clasificación de los fondos especializados de la Biblioteca de la Casa de la Memoria. Estos encuentros con bibliotecarios se trasladan a un documental que se incorpora al canal de Youtube de la Casa de la Memoria.

Transcribimos la segunda parte de la intervención de la responsable de la biblioteca de Koldo Mitxelena Kulturunea, Susana Araiz Ramírez, en la que explicó las características de los fondos que custodia esta institución relacionados directa o indirectamente con la memoria histórica, a partir de selecciones de materiales bibliográficos, hemerográficos y archivìsticos agrupados en bloques temáticos.
Así, Susana Araiz expuso: “En un primer bloque queremos reflejar lo que la biblioteca recibe: todo tipo de documentación de todo tipo de ideología. El primer bloque es un ejemplo de la documentación que sale a favor del Movimiento, del franquismo, a favor del bando nacional de la guerra. Hemos seleccionado desde una publicación periódica, Valencia, que se editaba en San Sebastián pero favorable a Franco y a la sublevación, bandos de reclutamiento del Requeté, documentos gráficos, fotografías, carteles, todo lo que refleja que la biblioteca es una institución que no tiene sesgo ideológico, que recoge todo lo que va pasando en la sociedad. Este primer bloque es el de la documentación favorable al Movimiento Nacional.

(más…)

Compartir en:

Encuentro con bibliotecarios: la Casa de la Memoria con la responsable de la biblioteca de Koldo Mitxelena Kulturunea, en San Sebastián (I)

Susana Araiz, responsable de la biblioteca de Koldo Mitxelena, y Fernando Sígler, de la Casa de la Memoria, durante la reunión en la institución de Donostia.

Susana Araiz, responsable de la biblioteca de Koldo Mitxelena, y Fernando Sígler, de la Casa de la Memoria, durante la reunión en la institución de Donostia.

 

El proyecto Una biblioteca para la memoria, que desarrolla la Casa de la Memoria La Sauceda con el patrocinio del Ministerio de Cultura, dentro del Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020, preveía la implicación de bibliotecas de otras tres comunidades autónomas. Por este motivo, representantes de la Casa de la Memoria participaron en un encuentro personal con bibliotecarios de las siguientes bibliotecas:

En estos encuentros, celebrados los días 5 y 6 de abril de 2019, se abordó, entre otros asuntos, la problemática sobre la clasificación y catalogación de los libros considerados dentro de la temática de “memoria histórica”. Las aportaciones de estos bibliotecarios y las implicaciones derivadas de sus valoraciones han servido para orientar la política de clasificación de los fondos especializados de la Biblioteca de la Casa de la Memoria. Estos encuentros con bibliotecarios se trasladan a un documental que se incorpora al canal de Youtube de la Casa de la Memoria.

Transcribimos en tercer lugar la primera parte de la intervención de la responsable de la biblioteca de Koldo Mitxelena Kulturunea, Susana Araiz Ramírez. Sobre esta institución, informa: “La Biblioteca Koldo Mitxelena es la biblioteca de la Diputación Foral de Guipúzcoa. Es una biblioteca pública, con unos fondos absolutamente variados, prestables, a disposición del público. Tiene unos 387.000 volúmenes en total, de los cuales una tercera parte es fondo patrimonial. Es el fondo que se empezó ya a constituir desde los primeros tiempos de la biblioteca. En principio, la biblioteca estaba cerrada al público y era para uso exclusivo de los diputados, y de esa época son los fondos que llamamos fundacionales, el fondo Aizquíbel y el fondo Allende Salazar, muy relacionados con el enciclopedismo francés.
A partir de ahí tiene unas colecciones que han ido llegando a la biblioteca por compra o por donación, como son el fondo Urquijo, un vascófilo que recopiló todo lo que es nuestro núcleo, el corazón de la colección, un fondo sobre literatura vasca y sobre euskera, el fondo del escritor Gabriel Celaya, el del filólogo Koldo Mitxelena Elissalt, el del gastrónomo Busca Isusi y otros muchos fondos de importancia que no se encuentran en esta sala. En estos momentos estamos en el fondo de reserva, que alberga lo que es el corazón de la colección, la parte patrimonial más valiosa”.

Sobre el origen de los fondos, aclara: “La biblioteca se nutre de donaciones, de compras también. Básicamente son esas dos las fuentes de ingresos de los fondos. Básicamente, adquisición y donación”.

Con respecto al tratamiento catalográfico, Susana Araiz explica: “En cuanto al tratamiento catalográfico, al fondo de memoria histórica no se le da un tratamiento específico, pero sí tiene descriptores y materias que permiten recuperar la información. Estos descriptores básicamente son memoria colectiva, que engloba otros conceptos, como memoria nacional, memoria social, memoria popular. Utilizamos subencabezamientos de materia, por ejemplo Guerra Civil-narraciones personales, Guerra Civil-atrocidades. Utilizamos también materias como exhumación, franquismo, niños refugiados vascos, presos políticos, represión política.
En el área del Euskera utilizamos lengua vasca-aspectos políticos y lengua vasca-defensa y difusión, para todo lo que fue represalia contra la cultura vasca y el euskera”.

 

Edificio que alberga la biblioteca de Koldo Mitxelena, en San Sebastián.

Edificio que alberga la biblioteca de Koldo Mitxelena, en San Sebastián.

(más…)

Compartir en:

Encuentro con bibliotecarios: la Casa de la Memoria, con el jefe de la sección de Memoria del Instituto Navarro de la Memoria, en Pamplona

César Layana, jefe de la sección de Memoria en el Instituto Navarro de la Memoria, y Fernando Sígler, representante de la Casa de la Memoria, en la reunión celebrada en Pamplona el 5 de abril de 2019.

César Layana, jefe de la sección de Memoria en el Instituto Navarro de la Memoria, y Fernando Sígler, representante de la Casa de la Memoria, en la reunión celebrada en Pamplona el 5 de abril de 2019.

 

El proyecto Una biblioteca para la memoria, que desarrolla la Casa de la Memoria La Sauceda con el patrocinio del Ministerio de Cultura, dentro del Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020, preveía la implicación de bibliotecas de otras tres comunidades autónomas. Por este motivo, representantes de la Casa de la Memoria participaron en un encuentro personal con bibliotecarios de las siguientes bibliotecas:

En estos encuentros, celebrados los días 5 y 6 de abril de 2019, se abordó, entre otros asuntos, la problemática sobre la clasificación y catalogación de los libros considerados dentro de la temática de “memoria histórica”. Las aportaciones de estos bibliotecarios y las implicaciones derivadas de sus valoraciones han servido para orientar la política de clasificación de los fondos especializados de la Biblioteca de la Casa de la Memoria. Estos encuentros con bibliotecarios se trasladan a un documental que se incorpora al canal de Youtube de la Casa de la Memoria.

Transcribimos en segundo lugar la intervención de César Layana, jefe de la sección de Memoria en el Instituto Navarro de la Memoria, con quien matuvieron una reunión representantes de la Casa de la Memoria La Sauceda el viernes 5 de abril de 2019 en la sede de dicha institución, en Pamplona.

Sobre el organismo al que representa en esta reunión, César Layana explica que “es un servicio dentro de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, que es el organismo encargado de llevar a la práctica las políticas públicas de memoria del Gobierno de Navarra. El Instituto Navarro de la Memoria nace con el objetivo de difundir el patrimonio memorialístico de Navarra y ponerlo a disposición de la ciudadanía. Para ello se ha creado un centro de documentación, que descansa en tres ejes:

1) Una biblioteca especializada.
2) Un banco de testimonios de historia oral.
3) Los fondos digitalizados procedentes tanto de colecciones privadas como de archivos públicos de titularidad estatal e incluso de otros países”.

Sobre la biblioteca que alberga esta institución, Layana informa: “Cuando pusimos en marcha la biblioteca especializada, nos pusimos en contacto con la red de bibliotecas públicas de Navarra y pasamos a formar parte de esa red, y con la asesoría de una empresa especializada en catalogación diseñamos un cuadro propio de clasificación. Ese cuadro es el que de alguna manera nos obligó a hacer una cierta conceptualización de cómo queríamos organizar esta biblioteca.
Atendiendo a las competencias que tenemos como Instituto Navarro de la Memoria, encontramos que teníamos dos ejes fundamentales: uno, el de memoria histórica, es decir, el relacionado con la represión de la guerra civil y la posguerra, durante la dictadura franquista; el otro eje sería el de la memoria reciente, que tiene que ver con las víctimas del terrorismo y también con víctimas de otros grupos violentos de extrema derecha o de abusos policiales.
Además, hay una parte importante de trabajo en la línea de convivencia y derechos humanos y promoción de una cultura de paz”.

Edificio que alberga el Instituto Navarro de la Memoria, en Pamplona.

Edificio que alberga el Instituto Navarro de la Memoria, en Pamplona.

 

Rótulo de entrada al organismo que alberga el Instituto Navarro de la Memoria.

Rótulo de entrada al organismo que alberga el Instituto Navarro de la Memoria.

(más…)

Compartir en:

Incorporado a la Biblioteca de la Casa de la Memoria un estudio sobre las fosas comunes del cementerio de la Soledad y la represión militar en Huelva (1936-1944)

El ejemplar, en la estantería de la Biblioteca de la Casa de la Memoria.

El ejemplar, en la estantería de la Biblioteca de la Casa de la Memoria.

 

Texto: Juan Manuel Pizarro.
Nos complace ingresar en el fondo de la Biblioteca Javier Núñez Yáñez de la Casa de la Memoria dos ejemplares de esta rigurosa y necesaria obra: Las fosas comunes del Cementerio de la Soledad y la represión militar en Huelva (1936-1944), donados por los compañeros de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH). Sus autores son el historiador José María García Márquez y el investigador Miguel Ángel Harriero Capilla y está editada por la Diputación de Huelva. Más datos sobre la obra, consultando nuestro catálogo en línea de la Red IDEA (Centros de documentación y Bibliotecas especializadas de Andalucía) en el siguiente enlace.

Gracias a este estudio queda bien patente cuál fue el proceder genocida de los militares sublevados en Huelva, una de las provincias de España donde la represión actuó con más virulencia,con al menos 10.199 víctimas defenestradas en 126 fosas comunes. Las cifras en concreto relativas al cementerio onubense tampoco dejan de ser alarmantes: 1.100 víctimas identificadas, que esperan ser resarcidas en una futura intervención arqueológica.

Por la memoria de todos ellos, Verdad, Justicia y Reparación.

Compartir en: